Imprimir

Comunicado del PSOE de San Sebastián de los Reyes referente a la impugnación de la resolución que restringe el tráfico en La Moraleja

. Archivado en Notas de Prensa

AddThis Social Bookmark Button

La intención del PSOE de San Sebastián de los Reyes en éste tema es y ha sido siempre, defender el derecho de los residentes en San Sebastián de los Reyes a circular libremente por La Moraleja. 

Además, no existe ningún estudio de tráfico que proponga la adopción de la medida aprobada; y no existe porque restringir el tráfico en horas punta no garantiza la descongestión de las calles de La Moraleja, habida cuenta de que el problema está dentro y no fuera. La Moraleja tiene 20 Colegios, varios Centros Comerciales, un Polígono industrial, oficinas, restaurantes…, con lo que tiene asegurados los problemas de congestión.

La adopción de las medidas restrictivas no resuelven el problema y en cambio perjudican a los residentes de San Sebastián de los Reyes, a los que se impide el paso. Se trata de una medida exclusivamente política, que se adopta para satisfacer las demandas de los vecinos de La Moraleja,  pero claro está, sin restringir el paso a los vecinos de Alcobendas,  porque eso restaría votos.

Esta excepción de todos los vecinos de Alcobendas pone de manifiesto la incoherencia de la medida restrictiva, porque cuando de verdad existen motivos para restringir el tráfico rodado en una zona, es obvio que sólo se permite el acceso a los residentes, pero nunca  a todos los ciudadanos del término municipal. 

Esta excepción, en cambio, no se hace con los ciudadanos de San Sebastián de los Reyes, pese a que forman parte de un mismo continuo urbano, por la simple razón de que pertenecen a otra circunscripción electoral, con lo que, los perjuicios que les cause la medida restrictiva no pueden reflejarse en las urnas, no en las de Alcobendas.

Es curioso que esta medida exclusivamente política que ni persigue el interés general ni el particular de los residentes de La Moraleja no pueda impugnarse, ni por el Grupo Municipal ni por el Partido Político, que es lo que viene a decir el Auto,  -que no sentencia-, que ha inadmitido el recurso presentado sin entrar a conocerlo.  

Los partidos, según la jurisprudencia, que respetamos pero no compartimos, cumplen una función política de carácter general que no les confiere legitimación para impugnar cualquier acto administrativo sólo porque sea contrario a su ideología política, sino que debe existir una relación directa con el funcionamiento del partido, y no con los intereses de los ciudadanos a los que representan, porque eso sería reconocer a los partidos una acción pública.

Pues bien, entendemos que la verdadera representatividad de los intereses de los ciudadanos pasa precisamente por permitir la acción pública a los partidos políticos, de modo que no se cercene la facultad de impugnar aquéllas medidas, actos o disposiciones contrarias al ordenamiento jurídico.  Esta es la propia esencia de un partido político y no la de defender los intereses del propio partido.

Lo contrario es tanto como limitar las posibilidades de impugnación de los partidos a los actos que les afecten directamente como asociación política, sin posibilidad alguna de defender los derechos de los ciudadanos, ni siquiera los de sus votantes. Y por mucho que nos pese, esto es así, tal y como señala la jurisprudencia, sin tener en cuenta que cuando se impugna un acto no se hace por motivos ideológicos o de partido, sino que necesariamente debe tratarse de un acto nulo, contrario al derecho y a la ley.  Con lo que, con independencia de las ideologías,  son actos que incurren en causas de nulidad.

Volviendo al tema que nos ocupa, es curioso como decíamos que una DEMANDA CONTRA UNA MEDIDA, que se adopta por motivos políticos, que no responde al interés general, y que carece de motivación alguna, no pueda TENER ACCESO A LA REVISIÓN JUDICIAL DEL ACTO sólo porque un partido político no esté legitimado para defender los intereses públicos de todos los ciudadanos a los que se restringe, de forma ilegal, su libre derecho a la circulación.

El PSOE no puede hacer más que intentarlo y denunciar públicamente las irregularidades del procedimiento administrativo seguido para la adopción de esta medida restrictiva, tal y como consta en el escrito de demanda, que lamentablemente no se va a tramitar. Por otro lado, el hecho de que no se entre a resolver sobre el fondo de las irregularidades planteadas es lo mejor que le podía pasar al Gobierno municipal de Alcobendas, puesto que una vez remitido el expediente al Juzgado, se ha podido comprobar que no existe ni un solo estudio de tráfico que analice ni recomiende la medida adoptada.

Es más, el único Estudio aportado es posterior a la adopción de la medida y lo que viene a demostrar es la incoherencia de la Resolución vigente, (la Resolución 113/2014), que reduce la restricción horaria en media hora, -a las 8 en lugar de las 7.30-,  ya que es precisamente en esa media hora dónde se produce la mayor reducción de vehículos.

Como puede comprobarse todo es un dislate y la única salida es precisamente plantear una cuestión previa que impida entrar a resolver el procedimiento y que no haya sentencia.

Pese a todo el PSOE ha dado un paso más en este intento, llegando a presentar la demanda no sólo como Grupo Municipal y como Partido Político, sino también por Don Narciso Romero Morro en nombre propio. Y es en este punto dónde entendemos que el Auto ha cometido un error que ya ha sido planteado a su señoría, todo ello sin perjuicio de una posible apelación.

El Auto 91/15 se ha dictado por el Juzgado nº 12 en el Procedimiento Ordinario 336/2014, para resolver una cuestión previa planteada por el Ayuntamiento de Alcobendas, que cuando recibe el escrito de demanda y antes de contestarla, solicita que se inadmita el recurso por una falta de requisitos procesales, entre los que aduce la falta de capacidad, de legitimación  activa y la extemporaneidad del recurso.

El Auto estima las causas de inadmisibilidad aducidas por el Ayuntamiento de Alcobendas reproduciendo sus argumentos, que en el supuesto de la falta de legitimación del grupo y del partido no hace mas que citar la jurisprudencia existente sin entrar a analizar esta Litis en concreto; y en el supuesto del recurso presentado por Don Narciso Romero Morro en nombre propio, el Auto comete un error al que le induce el escrito del Ayuntamiento, que quiere probar la extemporaneidad del recurso con un documento que no es el que corresponde en estos Autos.

En síntesis, la cuestión es la siguiente: El acto que se impugna en este procedimiento es la RESOLUCIÓN vigente, la nº 113/2014 de 8 de enero de 2014, publicada en el BOCM de 23 de enero de 2014, que deja sin efecto una Resolución anterior que también fue impugnada, la Resolución 9040/2013.

Pues bien, para demostrar que el recurso está presentado fuera de plazo, el Ayuntamiento se remite al recurso presentado en su día contra la resolución anulada, la 9040/2013 (que es el Doc nº 30 del expediente); en lugar de aportar el recurso presentado contra la resolución  que aquí se impugna, la 113/2014 (que es el Doc. nº 43).

La diferencia entre aportar uno u otro recurso es decisiva, ya que, si se quieren contar los plazos de dos meses para interponer el recurso contencioso contra la Resolución 113/2014 desde que se interpuso el recurso de reposición contra la anterior resolución anulada, la 9040/2013, lógicamente deviene extemporáneo.

Cuando la realidad es que el recurso está presentado dentro del plazo como es fácil constatar con el recurso interpuesto contra la resolución vigente, la 113/2014, como lo demuestran las siguientes fechas:

  1. La Resolución 113/2014 de 8 de enero de 2014, fue publicada en el BOCM de 23 de enero de 2014.
  2. Contra ella el 22 de febrero de 2014 se interpuso el Recurso de Reposición que incluye la impugnación en nombre propio de Don narciso Romero Morro. Este es el DOCUMENTO Nº 43 del expediente administrativo.
  3. DECRETO nº 4732, de 9 de mayo de 2014, de inadmisión del recurso, notificado el 13 de mayo de 2014
  4. El 11 de julio de 2014 se interpuso el RECURSO CONTENCIOSO, dentro del plazo de dos meses desde la notificación de la inadmisión.

Se ha solicitado la subsanación del error que comete el Auto al fundamentar la inadmisión del recurso en el Documento nº 30, que no es el recurso presentado contra la resolución vigente; por lo que entendemos que debe corregirse y sustituirse por el Documento nº 43, que es el recurso contra la Resolución vigente, la nº 113/2014, presentado en plazo y por  Don Narciso Romero Morro en nombre propio.

Es por ello que una vez subsanado el error, confiamos en que su señoría de oficio declare la nulidad de las actuaciones basadas en el mismo, y se pueda, aún cuando sea a título individual, entrar a resolver las cuestiones de ilegalidad planteadas.

Salvo que tampoco quiera atribuirse legitimación activa a cualquier ciudadano que resulte perjudicado por la medida, es decir, a los que se les prohíbe circular por La Moraleja. La tesis del Ayuntamiento es la de que sólo pueden impugnar la medida los vecinos de Alcobendas, lo que no deja de ser paradójico porque sólo pueden recurrirla los beneficiados, mientras que, por el contrario, los perjudicados no están legitimados.

Esperemos a que su señoría examine estas cuestiones previas de carácter procesal que impiden resolver sobre la materia en cuestión.

En San Sebastián de los Reyes, a 14 de marzo de 2015

Partido Socialista de San Sebastián de los Reyes - Plaza de la Constitución, nº6, CP: 28701
Email. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. l Tfno:637 10 96 53
Aviso Legal - Mapa web - RSS